"Leyendo la actitud corporal puedes evitar una agresión"

      

    "Estar bajo una emoción negativa, gesticular con el lado izquierdo y expandir el ego son indicadores de que una persona va a actuar"

Juan Manuel García López, sinergólogo y negociador de incidentes críticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y ayer impartió una conferencia en el Congreso Nacional organizado por la Asociación Profesional de Detectives Privados de España que este concluye este sábado.

- ¿Qué es la sinergología?

-Es analizar e interpretar los gestos, los micromovimientos y las actitudes corporales que hacemos no plenamente consciente. Es una disciplina muy nueva que ha cogido la comunicación no verbal para someterla al pesaje científico, para quedarnos con aquello que es científicamente viable.

- ¿Cuáles son esos gestos?

-Por ejemplo, cuando una persona está muy controlada gesticula más con la parte derecha del cuerpo y cuando está en modo espontáneo gesticula más con la parte izquierda. Observar eso te hace ver cómo está una persona en una situación concreta. Sonrojarte o ladear la cabeza también te da información sobre la persona.

- ¿Cómo lo aplica a su trabajo?

-Lo aplico a todos los aspectos de mi vida. Como Guardia Civil, en mi vida profesional la sinergología ha llegado a salvar hasta mi propia vida, pero yo lo aplico en todo. Con mis propios compañeros veo si vienen con un estado emocional negativo, están estresados? También con mis hijos, porque es una gran herramienta para detectar el bullying o, incluso, para ver si a mi suegra le ha gustado el regalo que le he hecho (risas).

- ¿En qué situaciones de riesgo lo aplica?

-Doy muchas clases a policías, agentes de seguridad privada y también médicos. Hace poco impartí un curso para el Colegio de Médicos de Ceuta sobre cómo evitar las agresiones en el ámbito sanitario. Poco después, recibí dos vídeos de dos alumnas que habían detectado las actitudes corporales en las que les había dicho que se fijasen y así evitaron sufrir la agresión de un paciente. Son tres ítems corporales que si los identificas te da diez o quince segundos previos para reaccionar.

- ¿Cuáles son esos tres indicadores?

-El primero es estar bajo una emoción negativa. Una persona enfadada ya tiene un punto de tres para agredirte, aunque no todo el mundo que está enfadado lo va a hacer. El segundo factor aparece si gesticulamos con el lado izquierdo del cuerpo. Si lo hacemos es porque tenemos activado el hemisferio derecho del cerebro y ahí perdemos el control de lo que ocurre. Estamos en modo espontáneo. Si se cumplen esos dos ítems ya somos más peligrosos.

- ¿Y el tercero?

-Es lo que en sinergología llamamos "expego", la expansión del ego. Es típico de personas con ganas de actuar, como los animales que se hinchan, generan más espacio, alzan la cabeza, sacan el pecho. No todo el mundo que te va a agredir cumple los tres ítems, pero si los cumple sí es muy seguro que te vaya agredir. Si lo sabes identificar leyendo la actitud corporal puedes evitar esa agresión.

- ¿La lectura corporal solo se puede hacer de otra persona?

-La lectura corporal puede ser a uno mismo. Por ejemplo, un agente que se va a enfrentar a un momento complicado, de forma previa, puede provocarse un estado mental con una actitud corporal previa. Si me pongo en el espejo de la habitación, sacando pecho y con la barbilla hacia arriba, generando más espacio, significa que te estás poniendo como un líder. Generas una actitud mental a raíz de una actitud corporal previa.

- ¿Puedes predisponerte a cierto rol?

-Sí. Generas una serie de hormonas que son las que tendría una persona con esa actitud real.

Fuente: La Nueva España