El Indepediente- El Colegio de Odontólogos de Madrid (COEM) contrató un detective para ver qué estaba ocurriendo en iDental, ante la falta de transparencia de la compañía y la inacción de las Autoridades. Lo que descubrieron motivó su inmediata denuncia ante la policía: camiones de empresas de destrucción de documentos estaban llegando a la clínica de Rivas Vaciamadrid, la mayor de la cadena dental. “Sospechábamos que iban a destruir los historiales clínicos y denunciamos inmediatamente a la policía”, afirma Antonio Montero, presidente del Colegio.

Ayer mismo fue la policía judicial la que entró en la clínica de Rivas y precintó todos los documentos encontrados, cajas y cajas que pertenecen a los pacientes madrileños pero que se sospecha podrían corresponder también a los de las clínicas de otras provincias que cerraron con anterioridad. “La Comunidad de Madrid nos ha solicitado que les ayudemos a la clasificación de los historiales, una tarea ingente que aún no sabemos cómo vamos a hacer”, añade Montero.

Son miles de expedientes, “en malísimas condiciones”, según Montero, “llenos de tachones y que en muchos casos parecen cortapegas redactados por abogados a posteriori”. En algunos casos en los historiales a los que ya accedió el colegio “figuraban como autores de los tratamientos colegiados que al ser preguntados aseguraron que para ese momento ya no trabajaban en la compañía”, ha añadido el presidente de los dentistas madrileños.

El colegio no ha querido entrar en si todos los afectados deberían hacerse las pruebas de enfermedades contagiosas como la hepatitis B o el VIH, de las que recientemente se ha hablado por la falta de higiene. “No tenemos certeza de que se hayan producido contagios pero sí sabemos que había muchas carencias a nivel de desinfección y limpieza”.

Montero ha recordado que más de 100 dentistas han sido investigados y que más de 30 se encuentran ya con inspecciones pendientes de validación por el Consejo General de Colegios de Odontólogos, “en algún caso con inhabilitación para la profesión de cuatro años”. Los más afectados son los responsables sanitarios de las clínicas, “a quienes en muchos casos puede ser difícil procesar, pues por ejemplo en Rivas eran dos extranjeros”, han dicho fuentes cercanas al colegio.

Escépticos con la solución de las financieras

Ante la solución que las financieras (principalmente son Evo y Cetelem) está planteando a muchos afectados y que es continuar su tratamiento en otra clínica dental marquista (en Madrid, Dentix o Vitaldent), Montero se ha mostrado muy escéptico: “Los afectados tienen que tener claro que ninguna clínica, por mucho que ahora quiera lavar su imagen, les va a hacer el tratamiento gratis. Y no sé quién lo va a pagar si la financiera ya dio todo el dinero a iDental al inicio del tratamiento. Resulta sospechoso”.

Una afectada presente en la rueda de prensa, Lucía Oncala, ha corroborado que a ella le ofrecieron unirse “a Dentix o a Vitaldent y en cuanto dije que no quería, me dijeron que entonces si quería me perdonaban dos cuotas, pero que tenía que pagar el resto del crédito pendiente”. Otra representante de las afectadas madrileñas ha insistido en lo que tienen que pedir todos los afectados: “Si les ofrecen irse a otra clínica, tienen que exigir que les pongan por escrito qué es lo que les van a hacer y si el gasto está 100% cubierto o tendrán que pagar algo más”.

Montero ha recordado que algunos pacientes ya venían de las clínicas cerradas FunnyDent, por lo que “arrastran ya dos estafas”.

Denuncia penal en marcha

En Madrid, el Colegio de Odontólogos puso una denuncia penal que se encuentra en estos momentos en plenas diligencias, aunque aún no se sabe si finalmente será un único juzgado de España el que se haga cargo de todos los casos individuales – podría ser el primero que registró una petición – o el caso podría derivarse a la Audiencia Nacional.

La denuncia del COEM recoge el engaño en la comercialización, mala práxis, engaños sobre las prótesis (que se ponían como definitivas algunas que eran provisionales), dilación excesiva en los tratamientos, falta de condiciones higiénicas, falseo de datos para solicitar la financiación y engaño a colegiados extranjeros. “Sabemos que hubo un momento en que tenían tanto trabajo que llegaron a solicitar dentistas sudamericanos, que llegaron a España engañados y al final no obtuvieron un contrato”, explica Montero.

Piden que se limite la publicidad

El Colegio de Odontólogos de Madrid ha ofrecido hoy una rueda de prensa para visibilizar el problema y pedir la colaboración de los medios de comunicación, cuya “pasividad” han denunciado. El COEM ha puesto directamente el foco sobre el modelo de negocio que sostiene a las clínicas marquistas, un problema que “en el único país de Europa donde se permite es en España”. Por ello, Montero ha pedido que se modifique la publicidad sanitaria “que no se permita que un famoso pueda hacer publicidad o que se regale una televisión con un tratamiento” y que “se cumpla la ley de sociedades profesionales y no se permita que las decisiones de clínicas dentales estén en manos de fondos de inversión y no de colegiados”.

Fuente: https://www.elindependiente.com/vida-sana/2018/07/11/la-comunidad-de-madrid-custodia-ya-los-expedientes-de-los-afectados-de-idental/