Secuestro virtual

   
 
 
 910 413 151
 
 630 216 752

Secuestros virtuales

¿QUÉ SON Y QUE TENEMOS QUE TENER EN CUENTA? 

Según uno de los últimos informes de la Oficina Contra la Droga y el Delito de Naciones Unidas, titulado Manual de Lucha contra el Secuestro, este delito es un problema creciente y de ámbito mundial. Se calcula que más de 10.000 personas son secuestradas cada año, a menudo con consecuencias fatales y devastadoras.

El secuestro adopta diferentes formas y entraña diferentes tipos de delincuencia. Hay pruebas de una tendencia creciente de los grupos de delincuentes organizados a recurrir al secuestro, especialmente con fines de extorsión, como un medio de acumular capital para consolidar sus operaciones delictivas y cometer otros delitos, incluidos el tráfico de drogas, la trata de personas, el blanqueo de dinero, el tráfico de armas de fuego y delitos relacionados con el terrorismo. Cada vez con más frecuencia, los delincuentes involucrados en este delito operan internacionalmente, procurando explotar las diferencias entre las jurisdicciones nacionales.

En esta variedad de modalidades, se va a destacar una de ellas que está aumentando su incidencia a nivel nacional, el secuestro virtual. Este tipo de secuestro es aquel en el que inicialmente no hay ningún secuestro, pero se exige un pago con el pretexto de que una persona (a menudo un amigo o familiar) ha sido secuestrado y se paga un rescate. Una variante consiste en que, en el momento del pago, la persona que lo efectúa es secuestrada para asegurar un segundo rescate.

 

MODUS OPERANDI

¿Cómo buscan a sus víctimas?: "A través de internet, en directorios de páginas amarillas o blancas", indica Álvaro Montero, jefe del grupo de secuestro de la UCO de la Guardia Civil. No obstante, a posteriori, pueden intentan sacar datos a la víctima por medio de ‘preguntas trampa’ para localizarlas en las redes sociales y lograr más información sobre ellas.

¿Desde dónde llaman?: Aproximadamente el 97% de las llamadas se realizan desde centro penitenciarios de Chile (prefijo 0056), en concreto desde las cárceles Colina I y Colina II, explica el mando de la Guardia Civil. De hecho, agentes del Instituto Armado realizaron 13 detenciones en 2015 en operaciones conjuntas con las autoridades chilenas (8 de ellas estaban fuera de prisión colaboraban cobrando el dinero". Pero "hay salvedades", señala Montero, "un porcentaje mínimo, 3 o 4%, de llamadas se realizan desde España. Lo investigamos, lo localizamos y realizamos la detención".

¿Cuánto dinero piden?: "Como cuelgues la llamada matamos a tu hija". Con este tipo de frases solicitan un número de teléfono móvil a la víctima y "ya la tienen atada para que pueda ir a sacar dinero o dirigirse a una empresa de envío de divisas". Los secuestrados virtuales empiezan pidiendo un ‘rescate’ de 10.000 euros, "después con 100 les vale".

 

RECOMENDACIONES PARA EVITAR SER VÍCTIMA

  • Precaución con las llamadas entrantes con prefijos desconocidos o numeración oculta.
  • Una vez atendida una llamada extorsiva mantener la serenidad.
  • Escuchar y dejar hablar al interlocutor, grabando la llamada si es posible.
  • No facilitar nunca datos personales, familiares, de ubicación o de contacto.
  • Intentar localizar a la supuesta víctima y/o avisar a Guardia Civil, simultáneamente.
  • Intentar realizar alguna pregunta muy personal de la víctima que le permita, en base a la contestación, concluir que es un falso secuestro.
  • No efectuar nunca por nuestra cuenta pagos monetarios o entregas de efectos de valor requeridos por el extorsionador.
  • No dudar en cortar la comunicación. Posiblemente desistirán y buscarán otra posible víctima. Escribir inmediatamente todo lo que se recuerde y denunciar siempre los hechos a las Fuerzas de Seguridad.
  • Controlar los datos volcados en las redes sociales y evitar encuestas en las que se pregunte por datos personales. Estos datos pueden ser utilizados por los criminales para hacernos creer que se trata de un secuestro real.

Añadir un comentario