910 413 151
 
 630 216 752

Ciberacoso, ¿Cómo detectar quien está detrás de la pantalla?

Un detective privado en madrid puede ser la figura esencial para descubrir un desagradable caso de ciberacoso. El acoso virtual consiste en utilizar las nuevas tecnologías para acosar a una o varias personas. Cada vez son más frecuentes los casos en que personas de todas las edades sufren chantajes, humillaciones y otro tipo de agresiones a través de Internet. Además, los ciberdelincuentes utilizan cada vez vías y métodos más variados.

¿Cuáles son las diferencias con el acoso tradicional?

- Ubicuidad. Este tipo de acoso es que puede producirse desde y hacia cualquier parte del mundo, en cualquier momento. Esto incrementa los daños y el número potencial de agresores y víctimas.

- Anonimato. Al actuar protegidos por la pantalla, el acosador virtual es prácticamente anónimo, e imposible de detectar.

¿Cómo desenmascarar al acosador virtual?

Afortunadamente, el acosador virtual no es es más que un acosador tradicional que emplea medios digitales. Por eso, los profesionales pueden detectarlo e identificarlo.

El perfil psicológico puede delatar al agresor tras la pantalla. Muchas veces es la policia quien detecta al acosador. Pero también el empleo inteligente de la tecnología permite rastrearlo, de modo que profesionales preparados, como los detectives privados, pueden lograr rastrear al malhechor.

Los detectives privados se han adaptado a las nuevas tecnologías, y llevan años empleando estas técnicas de detección y rastreo. Por tanto, la aparición de estos maleantes digitales ha sido una oportunidad para que demuestren de nuevo la utilidad de su trabajo.

Es el caso de Detectados, un referente en el sector, precisamente presta estos servicios a través de su posición como detective privado en madrid. Por eso, contratar sus servicios puede ser fundamental para identificar a la persona que hay detrás de un caso de sexting, grooming o ciberbullying. Gracias a estos profesionales, es posible rastrear e identificar al acosador tras la pantalla, para detenerlo.

Añadir un comentario